Ucrania, Putin y Shostakóvich

Celia Llácer dirigiendo la Orquesta JOECOM en el Auditorio Nacional de Música en febrero de 2022

¿Quién duda del poder de la música para alcanzar lo más íntimo que hay en el ser humano?

Como cualquier persona civilizada presencio con dolor los horrores de una guerra que parecía imposible que pudiera producirse en la Europa del siglo XXI. No soy tan ingenuo como para creer que las guerras son algo que pertenecen al pasado. Los conflictos armados, muchos convertidos en «guerras olvidadas», lamentablemente son una constante que desangran muchas partes del mundo y que engordan las arcas de la industria armamentística. Los tiempos de paz en la historia de la Humanidad han sido breves y la paz, aunque la sana costumbre de disfrutarla nos puede hacer creer lo contrario, es frágil.

El tremendo trauma que supuso la II Guerra Mundial para Europa generó en nuestras viejas naciones suficientes anticuerpos frente al virus de la guerra que las aquejó durante siglos. Quizás por eso mismo no estábamos, desde todos los puntos de vista, preparados para lo que el presidente ruso, Vladimir Putin, un ex agente de los servicios secretos de la antigua Unión Soviética, llevaba tiempo planeando sobre Ucrania. Ahora la frialdad ya no adjetiva a la guerra, sino al astuto dirigente ruso adiestrado desde joven para alcanzar los objetivos que sean sin descartar ningún medio para ello. Putin tiene claro lo que quiere, Europa no tiene claro cómo hacerle frente. Esa es nuestra debilidad y él lo sabe. Y mientras tanto, en Ucrania la gente es masacrada. Pero una vez desatado el Leviatán de la guerra solo hay un desenlace seguro: un rastro de horror, odio, dolor, muerte y sufrimiento que llevará mucho tiempo borrar.

El pasado domingo, 27 de febrero, tuve la suerte de asistir al Concierto Cáritas 2022 celebrado en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, concierto benéfico organizado por la Asociación de Colegios Mayores de Madrid y la Joven Orquesta de Estudiantes y Colegios Mayores (JOECOM) en favor de Cáritas. La recaudación y las donaciones del concierto están destinadas a la ayuda que ofrece Cáritas diocesana de Madrid a familias necesitadas cuya situación se ha agravado a causa de la pandemia. Sin embargo, las consecuencias de la invasión rusa a Ucrania estuvieron también muy presentes en el ánimo de todos, muy especialmente en el de los representantes de Cáritas que desde hace tiempo están creando redes de colaboración con las Cáritas de Polonia y Ucrania, entre otras.

Quiso la fortuna que la segunda parte del concierto estuviera dedicada a la Suite para orquesta de variedades de Dmitri Shostakóvich, famoso compositor ruso considerado, según las circunstancias, como patriota o traidor por los jerarcas soviéticos. Shostakóvich: un ruso que sufrió la invasión alemana de su país y cuyas obras expresan bien esa fuerza que tiene la música para concitar y aunar emociones. La misma fuerza que, de manera magistral, fue capaz de transmitir la joven directora de orquesta Celia Llácer Carbonell durante todo el concierto y, de manera muy especial, en la asombrosa interpretación que de la Suite llevó a cabo en esa segunda parte. La compacta unidad musical creada por la orquesta generó en el público asistente, realmente variopinto y heterogéneo, un vínculo común. Buscara donde buscara el oído, todo le conducía a una corriente melódica coherente que invitaba a dejarse llevar. El nivel al que Celia Llácer llevó a la orquesta universitaria y cómo logró conectar a través de ella con el público resultó verdaderamente inaudito. Personalmente, nunca había presenciado nada semejante. Y a juzgar por la reacción del público, no fui el único: un auditorio de más de 1.700 personas le dedicó, puesto en pie, una ovación final que duró varios minutos. Estamos, sin duda, ante una de las grandes promesas de la música clásica en nuestro país. Ojalá su talento sea reconocido y apoyado también en España.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s